SOLO QUIERO QUE ME RECUERDEN CON MI MUSICA

"La luna esta saliendo, no hay tiempo que perder
Es hora de empezar a beber.
Dile a la banda que toque un blues y yo pago los tragos".
Tom Waits

martes, 2 de junio de 2015

0001. RY COODER - FEELIN' BAD BLUES




Feelin' Bad Blues
Guitar – Ry Cooder

Keyboards [Dolceola] – Jim Dickinson
Written-By – Ry Cooder




RY COODER: Los Ángeles, California. Allí nació el 15 de marzo de 1947 (nombre completo: Ryland Peter Cooder), y allí se expuso a la diversidad de influencias, culturas y personajes que luego sostendrían su inquietud musical. Su oficio ha sido básicamente autodidacta —ya a los cuatro años comenzó a aprender guitarra con su padre— y, pese a la diversidad de géneros que ha abarcado con su trabajo, fue el blues su base inicial de interés y preparación. Lo distingue su sobresaliente técnica como guitarrista, su interés por la música de raíz de Estados Unidos, y su persistente colaboración con músicos tradicionales de muchas partes del mundo. Son incontables los músicos con los que Cooder ha colaborado (The Rolling Stones, Van Morrison, Neil Young & Crazy Horse, Randy Newman, Captain Beefheart, The Chieftains, John Lee Hooker, Flaco Jiménez, Ibrahim Ferrer, Ali Farka Touré) y los géneros que sus grabaciones han considerado (blues, folk, Tex-Mex, soul, gospel, rock, son, bolero).Además, sus grabaciones se encuentran en diversos formatos, como discos conceptuales, bandas sonoras, investigaciones en torno a géneros y ensayos de música radiable. Según él, a veces siente a su música como “una máquina de vapor que ha perdido el control”.

Cooder ha sido un músico de proyectos no solamente interesantes, sino también marcadores para la evolución de la música de los últimos cincuenta años. En el género de las bandas sonoras para cine, su trabajo en Paris, Texas (1984) es señero. En los discos de concepto histórico, es ineludible conocer la experiencia de Chávez Ravine(2005), su investigación sobre el barrio mexico-americano del mismo nombre en Los Ángeles, demolido en la década de los cincuenta para construir un estadio. Y en lo que se conoce como "música del mundo" su aporte es directamente invaluable, pues sus experiencias con gente como el maliense Ali Farka Touré, el indio Vishwa Mohan Bhatt, el tejano Flaco Jiménez y los cubanos Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Rubén González y Omara Portuondo fueron no sólo notables desde un punto de vista musical, sino también efectivas en la difusión, permitiendo así el cruce de audiencias y el conocimiento mundial de géneros hasta entonces puramente locales. Cooder es un músico muy por sobre el promedio, pero que prefiere definirse como un colaborador que como un solista: "Nunca me gustó tener una carrera solista, no estoy hecho para eso. En Buena Vista Social Club encontré la respuesta: trabaja con otros, haz algo para ellos, y estarás haciendo algo para ti".




No hay comentarios:

Publicar un comentario